Sesiones de Desarrollo para Padres

Las SeDPa- Sesiones de Desarrollo para Padres –  se conciben como un espacio en el que los padres, en equipo o de manera individual, buscan trabajar para alcanzar una mejora en aspectos individuales que afectan el comportamiento del niño.

Se producen dentro de un contexto de confianza y confidencialidad.

A través de distintas herramientas de introspección, análisis de situaciones domésticas, observaciones de la familia en acción (si es necesario) vamos descubriendo juntos cuál es el comportamiento del adulto que está generando un cambio comportamental en el niño.

niño de padre que pelea

 Así detectamos el objetivo de trabajo, los obstáculos, las creencias limitantes que surgen para finalmente determinar cuáles son los recursos y capacidades internas para obtener los resultados deseados.

Las SeDPa operan como un espacio de transformación individual/ grupal con el acompañamiento de un profesional, que permite diseñar un plan de acción para el cambio.

La persona (o el grupo) podrá reflexionar y revisar creencias, formas de observar la realidad, reconociendo los comportamientos o actitudes existentes que generan un espejo en el niño para luego favorecer el encuentro con nuevos recursos necesarios para dirigirse a la acción desde el ejemplo, cambiando el comportamiento.

Niño de padres divorciados

  1. Descubrir los contextos favorables para que el individuo pueda:
  • Realizar la búsqueda de recursos y herramientas prácticas.
  • Analizar las experiencias trabajando con el profesional desde las preguntas hacia la reflexión y el análisis crítico para abrir la transferencia al futuro de lo descubierto.
  1. El Coach tiene preguntas, el cliente tiene las respuestas. El espacio de trabajo es generativo de acción.
La duración del proceso es LIMITADA en el tiempo y depende de la evaluación inicial del caso. Las SeDPa en general duran de 3 a 5 meses a 4 sesiones por mes.

La duración de la sesión suele ir de 1 a 2 horas.

Se pueden realizar presenciales o por skype, no hay límites.

Dependiendo la evaluación inicial, se informará a los padres, si para obtener resultados es necesario trabajar en conjunto con un profesional de nuestro staff de psicología.

  • El padre y su forma de accionar es el modelo que el niño toma para repetir comportamientos. Una mejora en las actitudes de los adultos, genera niños más saludables y reduce problemas comportamentales.
  • Mejora en la comunicación y el tiempo compartido en el entorno familiar.
  • Estimulación del auto conocimiento para el niño.
  • El adulto madura, conoce y mejora su rol de padre/ madre de acuerdo a su forma de vida. El niño adquiere la confianza para desarrollar plenamente su capacidad intelectual, espiritual y física.